Compartir

Fanny Vilca Jara, Fellow 2018: “Si más escuelas implementaran las metodologías innovadoras, tendríamos estudiantes más felices y una mejor sociedad”

Fanny Vilca Jara, integrante de la primera promoción del Programa Agora Teacher Fellows y Docente Experta en el Innova School de Canto Grande, nos cuenta su experiencia en el programa y los detalles que más le impactaron durante estos 6 meses.
29 de Marzo 2019

 

Amante de las matemáticas y especialista en el Método Matemático Singapur, tras capacitarse en el Programa Agora Teacher Fellows, Fanny Vilca quedó muy impactada con el Taller de Lectura y Escritura, el cual hoy implementa con sus alumnos de primer grado.

 

¿Cómo se enteró del programa?

 

Una amiga que participó de la primera sesión de Lectura y Escritura me contó acerca de las dinámicas de la capacitadora y el modo de enseñanza. Esto me llamó mucho la atención porque habían enseñado estrategias que no había escuchado antes y es así como decidí matricularme al programa.

 

¿Las metodologías innovadoras y sus estrategias eran algo nuevo para usted?

 

El Método Matemático Singapur ya lo conocía de antes porque a mí me gustan mucho las matemáticas y había estado investigando. Lo que me llamó mucho la atención fue la escritura balanceada, pues había escuchado algo al respecto, pero no tan estructurado como luego se nos enseñó y los procesos y estructuras que debíamos seguir con nuestros estudiantes para cumplir con los objetivos de aprendizaje. Esto me motivó a introducirme un poco más en el mundo de las letras. Otra metodología que me llamó mucho la atención fue el Aprendizaje Basado en Proyectos (ABP), pues también lo había escuchado, pero en el programa nos dieron pautas, los procesos y las rúbricas para poder aplicarla adecuadamente.

 

¿Significó un desafío matricularse en el Programa Agora Teacher Fellows?

 

Me costó un poco el tema económico, pero me dieron muchas facilidades para poder matricularme. Lo que nunca me faltó fue el esfuerzo, ya que cuando yo me trazo objetivos me comprometo a dar mi mayor esfuerzo para cumplirlos. Fue un proceso muy duro que requería mucha dedicación, pero creo que todo lo que aprendí en estos 6 meses me han sido muy valiosos y estoy feliz por eso.

 

¿Cuáles fueron los factores que la motivaron a no rendirse durante el programa?

 

Me gusta mucho mi profesión. Siempre busco perfeccionarme y el programa me ofrecía la posibilidad de crecer profesionalmente, lo cual era lo que más me motivaba, junto a poder ayudar a mis alumnos y alumnas a que el proceso de aprendizaje sea divertido.

 

¿Ha observado un impacto significativo en sus alumnos?

 

Definitivamente, han empezado a interiorizar las estrategias que yo les he venido enseñando para identificar a un buen lector. Los papás están muy sorprendidos porque con estas técnicas ellos investigan sobre los autores de los libros que leen y aprenden mucho más y por voluntad propia.

 

¿Considera que ha crecido personal y profesionalmente luego de la capacitación?

 

Particularmente de manera profesional mucho porque siento que he aprendido procesos estrategias y la forma de aplicarlas correctamente. En lo personal me ha sucedido lo mismo porque ahora mis colegas me solicitan ayuda y es muy bonito poder compartir mis conocimientos con ellos. Además, he dejado de ser tan tímida y estos meses me han permitido desenvolverme de mejor manera e incluso dictar algunas capacitaciones en el Método Matemático Singapur en otras instituciones.

 

¿Qué es lo que más le gustó del programa?

 

Todo me gustó, pero si hay algo que debería escoger es el Taller de Lectura y Escritura. Su forma de enseñanza y los procesos fue lo que más me impactó.

 

¿Cree que la implementación de estas metodologías innovadoras es el camino para mejorar la calidad y transformar la enseñanza?

 

Definitivamente, porque con estas metodologías se valora mucho el proceso en los estudiantes y los docentes somos facilitadores del proceso de aprendizaje. Esto permiten que los niños sean más libre y espontáneos, lo cual ayuda también en su autoestima. Particularmente, con el Método Singapur se trabaja mucho la comprensión de las matemáticas y con ello se busca que pueda aplicar en la vida diaria. Algo similar ocurre con el ABP, donde nos basamos siempre en enseñar con problemáticas en el contexto real y el encontrar una solución a las mismas. Estoy segura de que si todos los colegios implementaran estas metodologías lograríamos unos estudiantes felices, adultos más concientizados y, por ende, una mejor sociedad.

 

¿Recomendaría el programa?

 

Por supuesto. Incluso ya lo hago, a todas mis colegas les he comentado sobre los beneficios de llevar este programa y hay algunas que ya se han inscrito a las nuevas promociones en Lima y Arequipa. Cada vez que puedo lo sigo recomendando porque para mí aprendí mucho, y para que yo me sorprenda es muy difícil, y este programa sí lo hizo. Encontré cosas que por más que había buscado anteriormente, no había visto en otro lugar.

 

¡Mantente informado!

Registre los siguientes datos para conocer todos nuestros pasos hacia la transformación educativa.